Feb 24 2017

Todo gracias a los experimentos

Todos en algún momento sentimos la curiosidad de probar cosas diferentes y ver cómo funcionan. Es por eso, que experimentamos e innovamos lo que ya existe. En ocasiones, para tener éxito en algún negocio, trabajo o en cualquier otra actividad, necesitamos experimentar una y otra vez para obtener el resultado que deseamos.

De los experimentos  o accidentes  han surgido otras cosas que han revolucionado el mundo, como por ejemplo la penicilina. No sabemos cuándo pasará, ni cómo, pero intentar formas nuevas siempre será un reto para todo aquel que lo intente.

Somos conscientes de algo: todos los días hay que aprender algo nuevo y para ello debemos experimentar. Desde pequeños tenemos curiosidad por ver las estrellas más de cerca y soñamos con acercarnos a ellas, pero para saber si eso es posible sí o sí hay que probar y experimentar mecanismos para hacerlo realidad: así llegó el hombre a la luna.

llegada a la luna

¿Cada persona tiene capacidades para crear? Sí, si nos proponemos hacerlo, por supuesto que lo podemos lograr. Hay que impulsar y motivar a  los niños para que tengan pasión por los experimentos, ya que estos, posiblemente, serán los próximos genios del futuro.

Es cierto que en la época en la que vivimos todo se potencializa mucho más y las herramientas que tenemos son varias, por eso es más sencillo que muchas personas vean lo que hacemos y nos ayuden a trabajar en conjunto.

No se trata de pensar y exigirnos hacer cosas que revolucionen el mundo, lo interesante de los experimentos es crear cosas que sean útiles para nosotros y para los demás. Muchos estudiantes universitarios han creado artefactos que han ayudado a otras personas, desde prótesis hasta carros ecológicos.

Todos estos inventos pasaron por un proceso de experimentación que implicó mucho ensayo y muchos errores, por eso no hay que vencernos a la primera siempre se puede mejorar o cambiar de dirección si es necesario. Algunos dicen que en los tiempos de ocio surgen las mejores ideas, la cuestión está en ejecutarlas y evaluar si son viables o no.

A veces pensamos que algunos objetos no tienen ninguna utilidad o que serían imposibles realizarlos. Otras, creemos que para reinventarnos hay que tomar de ejemplo aquellas cosas y mejorarlas. Seguro que cuando el director de Regreso al futuro, Robert Zemeckis pensó en los coches  voladores lo hizo con la intención de que alguien lo intentara alguna vez.

michael j fox

Ahora, imaginémonos en un mundo donde todo lo que pensamos se convierta en realidad; pues para hacerlo hay que experimentar, combinar materiales, elementos que reaccionen unos con otros y así surgirá la magia. Recordemos que todos los experimentos nacieron de forma inesperada.

Si puedes, hazlo. Simplemente eso, si tienes las ganas de cambiarle la vida a alguien o de probar aquella idea que tienes constantemente en tu cabeza, lo mejor que puedes hacer es ponerla en marcha y experimentar distintas maneras de convertirla en algo tangible.

Innovar nunca fue fácil y los accidentes ocurren a cada rato: si no,  ¿Cómo crees que surgieron las cerillas? Aquí está la clave: para ser los mejores hay que ensayar,  experimentar o dejar que ocurran accidentalmente las cosas.